¿Cómo corregir los errores en los textos online eficientemente?

Índice

Periodista, redactor, editor, corrector o escritor – cada persona que trabaja con textos tiene que corregir errores, y esto requiere amplios conocimientos respaldados por la perspicacia y la experiencia. Desafortunadamente, como ocurre con todo lo demás, puedes exagerar. Entonces, ¿cómo encontrar la media dorada? En el texto siguiente analizaremos los secretos para corregir errores en el texto de forma eficaz.

Tres reglas para corregir los errores en los textos online

La diferencia entre las habilidades de un principiante y las de un corrector experimentado es dramática. Sin embargo, las habilidades se pueden desarrollar de una forma muy sencilla, es decir, a través de la práctica. Por ello, las prácticas independientes o supervisadas ampliarán tus competencias, y tu habilidad aumentará con cada texto corregido. Cada consulta que hagas en un diccionario darás un paso adelante.

A continuación presentamos 3 reglas básicas para una corrección de texto eficaz y profesional.

Interferir con la moderación

Corregir errores no se trata de reescribir el texto.

Por supuesto, vale la pena asegurarse de que el texto sea ligero y accesible, pero hay que actuar con moderación.

Al principio, deberás concéntrarte en hacer lo necesario: corregir errores de ortografía y puntuación, verificar la sintaxis y aclarar las palabras confusas, verificar los datos proporcionados, estandarizar el estilo. Sólo entonces podrás intentar que el texto sea más agradable de leer.

No obstante, al corregir el trabajo de otra persona, no lo debes reescribir para el autor. Cada uno tiene su propio estilo que hay que respetar.

Asegura la veracidad de la información

Corregir errores no se trata de saberlo todo, sino de saber mirar y ser consciente de lo que hay que comprobar.

Las personas que han trabajado con textos durante mucho tiempo a menudo adquieren más confianza en sus propios conocimientos y corrigen errores basándose en los principios que recuerdan. Esto puede ser muy desastroso.

Primero, las reglas del idioma pueden cambiar. Se dice que cada vez que se publica un nuevo diccionario, el anterior deja de ser relevante. En segundo lugar, existen muchas reglas relativas a la ortografía española y uno puede perderse en ellas. Si sabes dónde buscar, encontrarás información veraz que, aunque te tome algo de tiempo, te asegurará un trabajo fiable. Además, aprendes algo cada vez.

Consulta fuentes confiables

Las clínicas de idiomas son una gran fuente de información sobre las reglas ortográficas españolas.

Con la ayuda de lingüistas, podrás disipar las dudas generadas por temas controversiales. Cuando se trata de problemas relacionados con la ortografía o la gramática, lo mejor es utilizar el Diccionario de la Real Academia Española, el cual también está disponible en línea.

Herramientas para facilitar la corrección de textos

Todo redactor, editor y corrector debe estar familiarizado con el Diccionario de la Real Academia Española y las reglas lingüísticas de este órgano. Además, existen herramientas de revisión disponibles en Internet que facilitan mucho la corrección de textos online. Son capaces de detectar errores tipográficos, la posibilidad de sintaxis incorrecta y la mayoría de errores de puntuación. Las herramientas más utilizadas incluyen:

  • LanguageTool: este programa se considera una de las herramientas de corrección de textos en línea más avanzadas. Detecta muchos tipos de errores, por lo que es un gran complemento al trabajo de un corrector profesional.
  • Spanish Corrector: esta herramienta es inusual porque, además de errores lingüísticos, también detecta irregularidades en la composición del texto.
  • Zoho Writer: es un corrector online basado en IA generativa que te ayudará a evitar redundancias, errores ortográficos, de concordancia, gramaticales, de puntuación, frases demasiado largas que dificultan la legibilidad, etc.

¿Cuál de estos programas es el mejor? Esta pregunta no puede responderse sin ambigüedades. Cada uno debería probarlo por sí mismo y elegir su favorito. Sin embargo, vale la pena recordar que ninguna herramienta puede reemplazar la experiencia humana. Sólo puedes sustentarte con programas disponibles en Internet. También debes verificar si los cambios sugeridos por la herramienta están justificados.

¿Cómo corregir tus propios errores?

Lo más difícil de corregir son los errores en los propios textos; esta regla la confirman los redactores y correctores más experimentados. Los problemas surgen del hecho de que el autor realizó una investigación exhaustiva antes de escribir el texto, por lo que no notará lagunas o imprecisiones en la información. En cambio, los lectores notarán esos pequeños detalles.

La segunda cuestión es corregir los errores en el propio idioma. Cuando relees el texto, es posible que no notes que falta una coma o que la sintaxis de la oración es incorrecta. Esto es completamente natural y no indica conocimientos deficientes ni un trabajo incorrecto. Recuerda que el ojo humano es imperfecto. No en vano, a menudo varias personas trabajan en un libro destinado a ser publicado para que esté libre de errores. Todo el mundo tiene derecho a no darse cuenta de algo.

¿Es posible abordar este problema? Por supuesto que sí, sólo necesitas darte un poco de tiempo. Envejecer tus textos resulta eficaz. Esto significa que después de terminar de escribir, debes guardar la copia limpia y no mirarla durante unos días. Si estás presionado por una fecha límite, intenta hacerlo luego de al menos unas horas. Pasado este tiempo, podrás mirar el texto con «ojos nuevos» y posicionarte mejor como lector.

¿Cómo corregir errores de otras personas?

Corregir errores en la escritura de otra persona es más fácil y más difícil que corregir los propios. ¿De dónde viene esta ambivalencia? Miras el texto de otra persona desde tu perspectiva, eres un lector, no un autor que ha pasado mucho tiempo investigando y escribiendo. Por lo tanto, puedes centrarte en la capa lingüística y notar imperfecciones, como errores lógicos, sustantivos o lingüísticos.

Lo más difícil es acostumbrarse y mantener el estilo de otra persona. Si estás escribiendo tu texto y, por ejemplo, no estás seguro de dónde poner una coma, puedes reformular inteligentemente la oración y deshacerte del problema. Sin embargo, si estás trabajando en el texto de otra persona, debes aceptar su forma y corregir los errores para que sea efectivo y al mismo tiempo no interferir excesivamente con su voz.

Además, es necesario aplicar el principio de confianza limitada. No todos los autores prestan atención al valor sustantivo del texto. Algunos proporcionan información no verificada, distorsionan hechos o simplemente describen un procedimiento de memoria sin comprobar su curso real en las fuentes. Por eso vale la pena comprobar este tipo de cosas y, si es necesario, hablar con el autor.

Resumen

  • A la hora de corregir errores en el texto, revisa todas las cuestiones y ten a mano un buen diccionario. Es mejor estar seguro que cometer un error.
  • Utiliza únicamente fuentes confiables supervisadas por lingüistas. No dudes en hacer preguntas a los especialistas.
  • Usa herramientas en línea que te ayuden a revisar tus textos. Sin embargo, recuerda que no reemplazarán el ojo y la experiencia humanos.
  • Vale la pena poner a descansar tus propios textos; esto te permitirá mirarlos con ojos nuevos y detectar cualquier irregularidad.

Conviértete en un corrector profesional con el curso de Corrección de Textos de Content Writer. Mediante asignaciones prácticas y consultas personalizadas, podrás adquirir los conocimientos básicos para preparar contenido SEO listo para su publicación. ¡Aprovecha esta oportunidad!

Inscríbete hoy

Sara El Halabi

Además de ser COO de Content Writer España, Sara también es traductora y redactora de contenido SEO y escritora de ficción. Sus artículos y cuentos cortos han sido publicados por revistas digitales y otros portales. Sus artículos tratan diferentes temas que van desde mercadeo y branding hasta bienestar y espiritualidad. Así como su escritura, tiene un gusto ecléctico por la buena lectura. En su tiempo libre, la conseguirás descubriendo joyas filosóficas escondidas en internet, practicando Reiki, caminando en la naturaleza o escribiendo más cuentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientemente en el blog

15.04.2024 Posicionamiento
12.04.2024 Marketing de contenidos
11.04.2024 Consejos y curiosidades
10.04.2024 Marketing
09.04.2024 Social Media
08.04.2024 Marketing de contenidos
05.04.2024 Posicionamiento
04.04.2024 Revisión y edición
03.04.2024 Consejos y curiosidades

¿Qué servicio de copywriting necesitas?

Servicios

Forma parte de nuestro equipo de trabajo

Ofertas de trabajo

Adquiere conocimiento práctico con nuestros cursos