5 rasgos que te identifican como un buen redactor o copywriter

Índice

El mercado de los creadores de contenido es increíblemente diverso. En este artículo examinaremos las causas de esta condición y las características que distinguen al copywriter promedio del perfecto. ¿Cómo es que algunas personas venden con sus textos, mientras que otras son incapaces de hacerlo? ¡Quédate y conoce los rasgos de calidad de un creador de contenidos profesional!

Los rasgos de calidad más importantes de un redactor o copywriter

Ante todo, necesitamos comprender que el trabajo de un redactor, creador de contenido y cualquier otro que tenga una profesión relacionada con el periodismo, no está limitado a la creación del contenido. A pesar de que escribir textos es la base de la colaboración con las compañías, algunos escritores olvidan todo lo demás que crea una imagen profesional.

Es por esto que no solamente hablaremos sobre temas relacionados con las habilidades profesionales, sino también la organización y comunicación. Solamente a través de la combinación de todos estos rasgos es que el redactor puede proveer una cooperación totalmente lucrativa y satisfactoria.

Confiabilidad

El tema más importante al que los clientes le prestan atención cuando se trata de contratar a un redactor o copywriter es a la calidad de los textos

No hay dudas de que un trabajo bien hecho es la forma como el cliente medirá los resultados. El contenido incompleto, flojo o incorrecto es simplemente inefectivo y es una desventaja en sí mismo. Estas son las principales razones por las que un creador de contenido debe ser diligente al completar sus asignaciones.

La fiabilidad viene acompañada de una exploración honesta y una mirada a través del tema, creando un valor sustantivo interesante para ponerlo en un lenguaje comprensible y atractivo. Este procedimiento equivale a un trabajo difícil y exhaustivo, pero proporciona textos únicos de la máxima calidad.

Un buen copywriter no toma atajos ni llena cada documento con información superficial, sino que introduce cuidadosamente cada frase para crear un todo perfecto que satisfaga las demandas del cliente. Por supuesto, esto requiere constancia y muchísimo esfuerzo, algo a lo que no todos los redactores pueden hacer frente. Esto es lo que ocasiona que algunos se dediquen a copiar textos de otros, y algunos más inventan información inútil.

Sin embargo, también hay copywriters que cuentan con muchos conocimientos y experiencia, realizan un trabajo honesto y crean contenidos eficaces adaptados a las necesidades y objetivos individuales de la empresa.

La confiabilidad es algo que se construye trabajo a trabajo y se evidencia en cada uno de los artículos que escribe el redactor de contenidos.

Puntualidad

La organización y la gestión del tiempo conciernen a todos en cuanto a redacción de contenidos se refiere. No sólo tiene que ocuparse de ello el copywriter, sino también la empresa que encargó el contenido, que a menudo se reserva la publicación o mantiene una periodicidad constante de las entradas.

Cualquier retraso no es sólo una cuestión de tacto o de imagen, sino que puede repercutir negativamente en los beneficios de la empresa. Un buen redactor es consciente de que el cliente gestiona el tiempo de la empresa en relación con el encargo y espera textos en un momento concreto, por lo que debemos darle respuesta.

Los retrasos no son el resultado de una baja capacidad de procesamiento, ni tampoco reflejan falta de habilidades por parte del redactor. Es la evidencia de la falta de organización.

Una vez que el cliente fija el plazo de entrega, el redactor planifica de antemano cuándo creará el contenido. Si el redactor no se atiene a sus planificaciones, es solo culpa del redactor. Precisamente, podemos decir que es consecuencia de la falta de estrategia, un cálculo deficiente o la pereza.

Por supuesto que hay casos individuales aleatorios y emergentes que pueden retrasar una entrega, y podemos permitir estos retrasos porque están regidos por el destino, no por la organización y la autogestión.

Por lo tanto, un redactor publicitario ejemplar, siempre es puntual y entrega a tiempo los textos encargados, claro que excluyendo los acontecimientos ajenos a su voluntad.

Versatilidad

Cada encargo requiere una redacción individualizada para adecuar y adaptar el contenido al grupo de destinatarios y su especificidad a la empresa. Escribir siguiendo plantillas o patrones repercute negativamente en el resultado final, por lo que es una mala práctica cuando el copywriter profesional no quiere ni pensar.

Un redactor o copywriter ejemplar debe estar abierto a nuevas soluciones y experiencias, abordando cada encargo con una nueva perspectiva.

En pocas palabras, un creador de contenido siempre debe tener esa chispa de creatividad que le aporta al texto una personalidad, y por ende, una característica especial a cada artículo.

Cada empresa tiene su propia política empresarial, así como conceptos y expectativas diferentes respecto al texto. Un redactor que se mantiene abierto no sólo se adapta, sino también aconseja y propone soluciones diferentes. Por lo que, aquellos con mucha experiencia en su profesión pueden mostrarle cómo sacar el máximo provecho del copywriting para que los textos atrapen al cliente y generen ventas basadas en una comunicación genuina.

Comunicación

El contacto mutuo es muy importante durante la colaboración entre el redactor y la empresa, ya que ésta permite aplicar cambios y mejoras al diseño original como una idea continua.

Un buen copywriter debe aplicar eficazmente las correcciones y modificaciones para actualizar y mejorar el encargo.

Esta característica es muy importante en el caso de encargos urgentes, como artículos para revistas o guiones. Cuando se quiere expresar una idea específica, es esencial que ambas partes estén conformes y de acuerdo con el resultado.

Cabe destacar que la comunicación es esencial en todas las fases de la cooperación entre empresas y copywriters. Inicialmente, permite al redactor aclarar los detalles y comprender todas las expectativas en relación con el encargo y, por último, aplicar comentarios y correcciones para que el cliente acepte el proyecto final.

Profesionalismo

Un redactor publicitario no solo debe crear textos profesionales, sino también ser profesional en sus prácticas diarias. Esto significa que el cliente es guiado claramente a través de todas las etapas de la cooperación con la experticia de quien conoce el oficio y sabe qué necesita, qué puede ofrecer y cuánto costará.

Ejemplo

Antes de ejecutar el encargo, debe redactarse un acuerdo de redacción que incluya elementos, como la cesión de los derechos de propiedad intelectual, así como una cláusula de confidencialidad.

Toda la información facilitada para la creación del texto puede ser un secreto de empresa, por lo que merece la pena cumplir las formalidades y garantizar que estas se darán mientras dure la cooperación.

El planteamiento de las liquidaciones también debe ser profesional, es decir, determinar la forma y el momento de emitir el documento de liquidación, entre otros trámites legales relacionados con el pago.

Entretanto, un buen redactor informa claramente al cliente:

  1. Cuál es el precio por cada 1000 palabras?
  2. Cuándo debe pagar la empresa?
  3. Cuál es el coste de la corrección o cuántas rondas de revisión serán gratuitas?

Si el cliente se salta estas disposiciones y recibe un texto que no satisface al destinatario, pero sucede que la aplicación de correcciones conlleva un coste adicional, surgirán desacuerdos derivados de la cooperación que podían evitarse, y esto causará pérdidas inesperadas para alguna de las dos partes.

Por lo tanto, un redactor profesional debe establecer términos y costes claros de la cooperación antes de iniciarla, de manera que se eviten los malos entendidos y las pérdidas de tiempo. Gracias a ello, el cliente se siente seguro y sabe exactamente a qué atenerse en cada caso que pueda presentarse.

Resumen

  • Las características de un buen redactor publicitario incluyen no sólo talento para escribir, sino también habilidades interpersonales y organizativas.
  • El éxito de la colaboración depende de la eficacia de los contenidos, la comunicación mutua, la profesionalidad y otras características que no se limitan a la redacción.

Conviértete en un redactor de contenidos profesional y comienza a ganar dinero online. Desarrolla tus habilidades de redacción mientras construyes tu portafolio con Content Writer. ¡Nuestro curso te abrirá las puertas para conseguir clientes sustanciales!

Inscríbete hoy

Emily Cartaya

Además de ser escritora y traductora en Content Writer, Emily es Licenciada en Ciencias de la información y Bibliotecología con más de 7 años de experiencia escribiendo contenido para sitios web. Entre sus especialidades se encuentran artículos de blog, de afiliación, descripción de productos y storytelling. Es experta en la escritura enfocada hacia las ventas y temas de actualidad, tecnología, construcción, decoración y turismo. Es una apasionada por la literatura y, en sus tiempos libres, es escritora de ficción, lectora asidua y músico aficionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientemente en el blog

15.04.2024 Posicionamiento
12.04.2024 Marketing de contenidos
11.04.2024 Consejos y curiosidades
10.04.2024 Marketing
09.04.2024 Social Media
08.04.2024 Marketing de contenidos
05.04.2024 Posicionamiento
04.04.2024 Revisión y edición
03.04.2024 Consejos y curiosidades

¿Qué servicio de copywriting necesitas?

Servicios

Forma parte de nuestro equipo de trabajo

Ofertas de trabajo

Adquiere conocimiento práctico con nuestros cursos