Trabajar remotamente: ¿cómo trabajar y ser productivo sin salir de casa?

Índice

El trabajo remoto es para muchos la solución ideal, que les brinda la oportunidad de conciliar las responsabilidades domésticas con el cumplimiento profesional y les otorga mucha libertad en la organización de su tiempo. Sin embargo, para otros, es un portal hacia la confusión, ya que no ven el hogar como un lugar de trabajo. ¿Es posible trabajar bien sin salir de casa? ¿Qué se puede hacer para que el trabajo remoto sea efectivo y agradable?

¿Es una buena idea trabajar desde casa?

A pesar del continuo crecimiento en popularidad de ese sistema, para muchos, trabajar desde casa todavía «no es trabajo». Como no hay presión, no hay que levantarse temprano todos los días, no hay compañeros de trabajo al lado, en pocas palabras, no hay un ambiente laboral que nos motive a completar las tareas dentro del marco que conocemos.

No obstante, el valor de este tipo de trabajo es subestimado, ya que es considerado poco natural trabajar e incluso ganar dinero sin salir de casa. ¿Debemos admitir que hay algo de cierto en esto? Veamos.

El trabajo remoto, que se realiza en un entorno perfectamente conocido, libre, favorito y cómodo, no está hecho para todos.

Estas condiciones perfectas y favorables para muchos significan una cosa: la incapacidad de concentrarse, la falta de motivación, el aburrimiento y, por ende, la imposibilidad de realizar adecuadamente el trabajo. ¿Qué hacer para trabajar bien de forma remota?

La disciplina en el trabajo remoto

Mantener la disciplina cuando se trabaja de forma remota es lo mpas difícil. Desde hace tiempo se sabe que la presión puede ser motivadora, pero el trabajo a distancia carece de ella en cierta medida. Por lo que es recomendable crearla por uno mismo. ¿Cómo? Encontrando soluciones que permitan alcanzar la máxima eficiencia mientras se tiene control sobre el propio tiempo y se logra una separación racional entre el trabajo y la vida personal.

Es necesario crear las condiciones adecuadas para el trabajo a distancia, que se seguirán al igual que las que se crean en cualquier oficina. En pocas palabras, es necesario desarrollar nuestra propia presión interna, el sentido de la necesidad y un esquema de trabajo al que nos adhiramos diligentemente.

Sin duda, esto ayuda a mantener el orden en el trabajo remoto y en la vida.

Es muy importante tener conciencia de que el trabajo remoto NO es quedarse sentado en casa. Es un trabajo real, que permite el desarrollo y proporciona ingresos. Por lo tanto, debemos estar preparados para aprovechar al máximo esta excelente combinación de lo placentero con lo útil, importante y necesario.

¿Cómo trabajar de manera eficiente desde casa?

Si quieres trabajar de forma remota, hacerlo bien y aprovechar al máximo ese sistema, debes tener en cuenta algunas cuestiones clave:

Tiempo dedicado

Encuentra las horas y momentos más productivos del día y aprovechalos al máximo. Sé honesto contigo mismo; después de todo, es TU tiempo. No lo desperdicies en algo que puedes hacer más tarde.

Rituales

Crea tu propio esquema de acción, exactamente como si te estuvieras preparando para ir a trabajar. Vístete, come una comida, ordena el espacio a tu alrededor, en pocas palabras, prepárate para la vida. No importa si prefieres trabajar por la mañana o por la noche. Pon una alarma, prepara café/té, arréglate y siéntate a trabajar. No te dejes llevar por pensamientos como «no tengo que hacerlo» o «en un momento». ¡La rutina es algo que mejora enormemente la organización del día!

Planificación

Cada día, haz un plan de acción para ti mismo. Ten en cuenta cada fecha límite, el nivel de dificultad del trabajo, el tiempo que necesitas para completar la tarea y los descansos y comidas. Un horario de trabajo te facilitará la gestión del tiempo.

Tu espacio de trabajo

Crea tu propia oficina en casa. Ten tu lugar favorito, uno que tenga las «energías» adecuadas donde simplemente te sientas bien. Si no vives solo, avisa a los demás miembros de la casa que ese es TU espacio de trabajo y siempre utilízalo. En resumen, crea las condiciones más cómodas posibles para trabajar.

Descansos

Trabajar desde casa no significa estar atado al escritorio durante 8 horas. Tú decides cuánto tiempo trabajas y cuándo pausas. Aprovecha al máximo ese tiempo para despejar la mente y los pensamientos. Durante esos pocos minutos, NO PIENSES en el trabajo; tampoco te distraigas ni te ocupes de cosas que normalmente te involucran más de lo que esperas.

Buen equipo y aplicaciones electrónicos

Asegúrate de que la electrónica que utilizas sea confiable y conveniente. Nada es más molesto en cualquier trabajo que una computadora que se traba, una conexión a Internet débil, un teléfono que necesitas cargar cada hora. No desperdicies tu tiempo lidiando con equipos defectuosos.

El entorno

Elimina las distracciones. Durante tu trabajo, asegúrate de que nada desvíe tu atención. Desactiva las notificaciones y las aplicaciones que distraen tus pensamientos del trabajo. También crea un entorno en el que tus ojos puedan descansar: rodeate de vegetación, colores positivos y siempre ten a mano algo bonito y agradable para contemplar.

Límites bien establecidos

Trabajas desde casa, pero el hogar NO es trabajo. Aprende a cerrar el ordenador y separar tu vida personal del trabajo. No te engañes: si tienes tiempo para trabajar, trabaja y no busques excusas.

Si te queda tiempo libre de tus horas laborales, investiga para la próxima tarea, elabora un nuevo plan de acción, establece nuevas prioridades. Cuando ya hayas terminado tu jornada laboral, disfruta de la vida como te gusta, cierra los cajones del trabajo y abre aquellos que te permitan desconectarte.

No trabajes en cada momento libre y cuando sientas que ya no puedes dar más de ti mismo. La mente es como una máquina: si la sobrecargas, simplemente disminuirá su rendimiento y el trabajo no dará los resultados que esperas.

Contactos

El hecho de que trabajes desde casa no significa que debas ser un ermitaño, aunque estés lejos de tus compañeros de trabajo. Por lo tanto, asegúrate de encontrarte con personas después del trabajo, desarrollar relaciones, pasar tiempo agradable con amigos y familiares para evitar caer en la soledad.

El trabajo remoto no significa menos responsabilidades, pero sí ofrece muchas más oportunidades. Solo queda una cuestión de aprovecharlas adecuadamente.

¿Cómo lograr un trabajo remoto exitoso?

El trabajo remoto es un lujo en los tiempos actuales. Permite alcanzar la paz interior y brindar una sensación de realización profesional, al mismo tiempo que se cuida la vida personal.

Tener buenas condiciones para trabajar de forma remota es la mitad del éxito. La otra mitad es cuestión de nuestra propia actitud y de establecer expectativas. En este tipo de trabajo, cada uno es dueño de su tiempo y de su éxito.

Es difícil encontrar mayor independencia. Sin embargo, para que sea satisfactorio y dé los frutos merecidos, requiere un poco de esfuerzo y dedicación por parte del individuo.

Resumen

  • Una buena organización y planificación en el trabajo a distancia son fundamentales para no desperdiciar nuestro propio potencial y tiempo.
  • El trabajo remoto ofrece enormes oportunidades: gestionar tu propio tiempo y lograr un equilibrio perfecto entre el trabajo y la vida personal.
  • Cualquier persona puede trabajar remotamente. Solo se necesita disciplina personal y una actitud adecuada.

¿Quieres tener la libertad que ofrece un trabajo remoto? Conviértete en un redactor de contenidos profesional con Content Writer. Inscríbete en nuestro curso personalizado y práctico, y ¡comienza a ganar dinero desde casa!

Inscríbete hoy

Sara El Halabi

Además de ser COO de Content Writer España, Sara también es traductora y redactora de contenido SEO y escritora de ficción. Sus artículos y cuentos cortos han sido publicados por revistas digitales y otros portales. Sus artículos tratan diferentes temas que van desde mercadeo y branding hasta bienestar y espiritualidad. Así como su escritura, tiene un gusto ecléctico por la buena lectura. En su tiempo libre, la conseguirás descubriendo joyas filosóficas escondidas en internet, practicando Reiki, caminando en la naturaleza o escribiendo más cuentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientemente en el blog

24.02.2024 Marketing
23.02.2024 Marketing
22.02.2024 Revisión y edición
21.02.2024 Marketing de contenidos
20.02.2024 Marketing de contenidos Posicionamiento
19.02.2024 Social Media
17.02.2024 Consejos y curiosidades Redacción publicitaria
16.02.2024 Consejos y curiosidades
15.02.2024 Social Media

¿Qué servicio de copywriting necesitas?

Servicios

Forma parte de nuestro equipo de trabajo

Ofertas de trabajo

Adquiere conocimiento práctico con nuestros cursos