4 consejos para realizar una investigación exitosa en copywriting

Índice

Cada uno de nosotros ha realizado investigaciones sobre un tema en algún momento. No importa si se trata de escribir una tesis científica especializada en un determinado campo o un artículo para un cliente, llevar a cabo una investigación es un paso necesario para completar dichas tareas y muchas otras. También en la redacción de contenido y publicitaria creamos, aprovechando fuentes existentes. Pensemos en cómo realizar investigaciones que ayuden de la mejor manera posible al contenido escrito.

¿En qué consiste una buena investigación?

La investigación implica la recopilación de conocimientos sobre un tema en particular, así como el análisis y la comparación de datos. Una buena investigación irá un paso más allá para proveer escritos de la más alta calidad.

Realizar una investigación efectiva es una habilidad importante que todo redactor publicitario debería poseer. El trabajo de un escritor abarca muchos tipos de textos que a menudo requieren una preparación sustancial. La información encontrada en la primera página de Google no siempre es suficiente, tampoco hay garantía de que los datos obtenidos de esta manera sean verdaderos.

La habilidad para llevar a cabo investigaciones en esta profesión es de vital importancia. Un redactor publicitario que crea contenidos basados en información falsa puede poner en peligro la imagen y las finanzas de una empresa, así como su propia credibilidad y oportunidades laborales.

¿Cómo realizar una investigación de calidad?

Al redactar cualquier texto, necesitamos fuentes de información valiosas que servirán como base para los siguientes niveles de contenido. Cuanto más sólida sea esta base, mayor será la credibilidad que adquirirá dicho contenido y, en consecuencia, será más útil para el lector. ¿Cómo entonces elegir fuentes confiables y a la vez beneficiosas para el texto?

Define el tema y delimita tu búsqueda

Antes de comenzar a escribir, decide sobre un tema específico que deseas discutir y recopila información desde ese punto de vista. Un tema demasiado general no facilitará la búsqueda, incluso la dificultará, ya que es fácil perderse bajo la presión de una gran cantidad de información (especialmente en Internet, donde literalmente cualquiera puede contribuir). Piensa desde qué perspectiva deseas abordar el tema y qué criterios utilizarás para caracterizarlo.

Puedes comenzar desde una definición básica y luego enfocarte gradualmente en temas cada vez más específicos, pasando de lo general a lo detallado.

Verifica la información en al menos dos fuentes

Nunca confíes solo en una fuente: especialmente porque conlleva el riesgo de repetir puntos de vista no objetivos. Otras fuentes de información permiten arrojar nueva luz sobre el mismo tema, resolver ciertos problemas controvertidos y presentar diferentes perspectivas, a veces menos obvias de lo que podría parecer al limitarse a un solo lugar.

Acude a diversas fuentes

Aunque navegar por la red es indudablemente la forma más rápida y conveniente de obtener información, no tenemos que limitarnos únicamente a las publicaciones en línea. Sitios como Wikipedia pueden servir como punto de partida para investigaciones más profundas (los artículos incluyen referencias: fuentes de información listas para usar), pero también es valioso incorporar otros tipos de información en el proceso, ya que esto se traducirá en la precisión y la credibilidad del texto escrito. Para ello, se pueden utilizar:

  • Libros y monografías (en formato tradicional en papel o en formato digital)
  • Revistas especializadas (que a menudo contienen novedades de la industria correspondiente)
  • Investigaciones científicas sobre el tema en cuestión (la fuente más profesional)
  • Entrevistas y citas con expertos (teniendo en cuenta el contexto completo de las declaraciones)
  • Documentos y podcasts
  • Infografías, gráficos y estadísticas actualizadas

Comprueba lo que lees

Cualquiera puede escribir un libro, y cualquiera puede afirmar que tiene razón. Por eso, al escribir un texto, siempre mantén los ojos abiertos y presta atención a si la fuente elegida presenta únicamente un punto de vista objetivo (o al menos intenta describir el tema desde dos perspectivas, dando argumentos a favor y en contra). Separa las opiniones personales del autor de los hechos y evita incluirlas en tus artículos.

Analiza quién es el autor de la fuente: ¿es una autoridad en el campo o sus opiniones son consideradas poco populares? ¿Se respalda en fuentes científicas y demuestra conocimiento sólido, o simplemente repite lo que otros tienen que decir sobre el tema?

Siempre debes esforzarte por obtener fuentes lo más actualizadas posible, especialmente al escribir sobre áreas como la medicina y la salud en general (¿es posible que las últimas investigaciones hayan demostrado que una popular y revolucionaria dieta resultó ser perjudicial?). Es muy probable que nadie descubra mañana nuevas leyes de la física, pero depender de información de hace 10 años podría ser perjudicial para la credibilidad del artículo que estás creando, especialmente si va dirigido a profesionales que conocen perfectamente su campo.

Resumen

  • Al realizar una investigación, debes prestar atención principalmente a la calidad de las fuentes que decides utilizar. Es importante definir con precisión el tema y luego analizar qué información disponible será útil y cuál se puede descartar.
  • Siempre es importante verificar al menos dos fuentes diferentes (ya sean publicaciones en línea o formas más tradicionales), y luego verificar su credibilidad: el autor, la fecha y, sobre todo, el grado de actualidad de la información proporcionada en el texto.
  • Evita aquellas fuentes que claramente son subjetivas o presentan los hechos de manera arbitraria. La esencia de una buena investigación radica en la selección de información adecuada y en la forma en que se utiliza, lo cual será una base sólida para cualquier tipo de texto.

Si buscas cursos en redacción que no sean costosos y repetitivos como la mayoría en el mercado, te invitamos a suscribirte a nuestro curso de Redacción de Contenidos. Es completamente personalizado, práctico y adaptable a tu ritmo y tiempo, con soporte constante de tu instructor. ¡Compruébalo!

Inscríbete hoy

Sara El Halabi

Además de ser COO de Content Writer España, Sara también es traductora y redactora de contenido SEO y escritora de ficción. Sus artículos y cuentos cortos han sido publicados por revistas digitales y otros portales. Sus artículos tratan diferentes temas que van desde mercadeo y branding hasta bienestar y espiritualidad. Así como su escritura, tiene un gusto ecléctico por la buena lectura. En su tiempo libre, la conseguirás descubriendo joyas filosóficas escondidas en internet, practicando Reiki, caminando en la naturaleza o escribiendo más cuentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientemente en el blog

24.05.2024 Marketing
23.05.2024 Marketing
22.05.2024 Consejos y curiosidades
21.05.2024 Revisión y edición
20.05.2024 Marketing de contenidos
17.05.2024 Copywriting
16.05.2024 Marketing de contenidos
15.05.2024 Marketing
14.05.2024 Marketing de contenidos

¿Qué servicio de copywriting necesitas?

Servicios

Forma parte de nuestro equipo de trabajo

Ofertas de trabajo

Adquiere conocimiento práctico con nuestros cursos