Redacción de contenidos: Guía práctica para principiantes

Índice

La redacción lleva entre nosotros 5,000 años, pero ha ganado más fama gracias a la era de Internet. Te permite encontrar un trabajo a distancia y ganar dinero sin moverte de casa. Sin embargo, es imprescindible tener conocimientos que te permitan destacarte de la competencia. Por eso creamos la siguiente guía sobre cómo escribir contenidos de marketing profesionales.

Redacción de contenidos: ¿por dónde empezar?

La redacción de textos publicitarios consiste en crear contenido personalizado que cumpla con los objetivos de nuestro cliente.

Este proceso consta de cinco pasos:

Como ves, la creación del contenido es la penúltima tarea que suele corresponder a un redactor profesional. Esto se debe a que el análisis previo de los datos permite maximizar los efectos de la redacción de textos. En la actualidad, la creatividad y la escritura ya no son suficientes: es necesario conocer a tu público objetivo y a tus competidores.

Por esta razón, te recomendamos elegir un título pegadizo y palabras clave efectivas, así como planificar la estructura que determinará la disposición del texto antes de empezar a escribir. Así todo el proceso será más rápido y eficaz.

¿Cómo es el proceso de redacción de un texto?

En cuanto a las herramientas, no necesitamos nada más que un Word Document o Google Docs. Existen muchos programas para escribir, pero recomendamos estos por la gran funcionalidad de dar formato a los textos (añadir titulares, enlaces internos, etc.). Todo lo demás depende de la información y los datos recopilados que debemos plasmar por escrito.

Primer paso: Investigación

Internet ofrece enormes posibilidades de búsqueda de datos. Un redactor publicitario no tiene por qué ser un especialista en cada rama, pero basta con visitar los sitios web temáticos donde puede encontrar la información necesaria. Por supuesto, hay sectores que se desarrollan de forma dinámica, y la investigación (es decir, la obtención de noticias antes de escribir) sigue siendo difícil, pero reconozcámoslo: en la mayoría de los casos, Internet está saturado de conocimientos actualizados y comúnmente disponibles.

Para que los textos sean profesionales, su carácter sustantivo es imprescindible. Proporciona la información que tu lector necesita o desea leer.

Por eso, antes de escribir contenidos, visita portales del sector o lee libros.

Cabe destacar que algunas industrias (como la medicina o las profesiones jurídicas) exigen que se mencionen las fuentes de las que se ha obtenido la información. Una bibliografía extensa aumenta considerablemente la calidad del contenido.

Segundo paso: Ejecución

Supongamos que el redactor ha obtenido los conocimientos necesarios y ha preparado las frases clave y la estructura del texto. No queda nada más que las habilidades lingüísticas para influenciar la calidad del contenido. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas reglas:

  • Haz que tu contenido sea comprensible para el destinatario: Usar palabras difíciles no aumenta la credibilidad en lo absoluto. Para que resulte más interesante, incluye ejemplos prácticos y explicaciones breves. Los términos especializados se usan cuando se trata de una explicación más técnica del tema específico. Recuerda que no todo el mundo tiene conocimientos profesionales para entender cómo tú piensas.
  • Evita los bloques de textos largos y aburridos: Mejor divide en párrafos, listas de viñetas, texto en negrita y subrayado para facilitar la legibilidad y evitar que tu contenido adquiera una secuencia monótona. Escribir textos es como construir: se puede crear una inmensa catedral que al final no ve la luz del día. Redacta contenido que sea más fácil de recordar, acceder, donde se puedan encontrar los fragmentos más importantes y que sea amigable para el lector.
  • Revisa y corrige el texto después de escribirlo: es frecuente que se cometan errores lingüísticos, estilísticos o incluso lógicos. Al escribir un texto, pueden haber surgido muchas ideas. Es probable que entren en conflicto y surjan incoherencias. Además, algunos errores pueden simplemente pasar desapercibidos, así que comprueba tu contenido y léelo una vez más para mejorar la calidad.

Redacción de contenidos: Beneficios

Hay clientes que aparecen tan de repente gracias a las acciones que realizamos, como por ejemplo publicar textos profesionales, cuyos beneficios son imposible de no ver. Con eso en mente, se originó un nuevo término: marketing de contenidos. Este incluye todas las actividades que aumentan los resultados de un negocio utilizando contenidos sustanciales.

Posicionamiento (SEO)

Los textos bien escritos ganan visibilidad en el buscador. Todo debido a que Google muestra información que resulta útil para los usuarios. Si el contenido es interesante y sustancioso, se posicionará alto y generará tráfico gratuito a tu sitio web.

Los textos SEO son la herramienta principal que aumenta el número de clientes potenciales que se sentirán atraídos por tu oferta.

Imagen

Una posición más alta en el buscador aumenta el reconocimiento de la marca. Además, el contenido de fondo presenta las competencias de la empresa. Explicar temas especializados del sector genera confianza y reconocimiento a los ojos de los destinatarios e influye en el interés por la oferta.

Conversión

Redactar textos tiene potencial comercial, no solo porque mejora el tráfico a un sitio web, sino también porque hace un mejor uso del mismo. Los contenidos comerciales animan a los destinatarios a comprar y también presentan los puntos fuertes de una empresa. Como consecuencia, aumenta la eficacia de una oferta. Los efectos se unen y, en definitiva, mejoran los resultados de búsqueda de los clientes.

Ahora que ya sabemos cómo es la redacción profesional, ¡es hora de ponerse manos a la obra! Después de la teoría, la práctica genera nuevas habilidades y experiencia. Cumplir pedidos es la forma más eficaz de mejorar tu escritura.

Resumen

  • La redacción de contenidos es un proceso que consta de varias fases, y la creación de contenido es el penúltimo paso en la redacción de artículos profesionales. La selección de palabras clave, la preparación de la estructura del texto y su optimización para SEO son igualmente importantes.
  • El contenido debe crearse haciendo hincapié en los destinatarios y sus necesidades, tanto en lo que respecta a la información como a la estructura. También es una buena idea revisar el texto y corregirlo después de escribirlo para eliminar errores.
  • Los textos profesionales mejoran el posicionamiento y la conversión, además de construir una imagen de marca experta. Es una razón por la que el marketing de contenidos sigue ganando importancia como una herramienta de marketing eficaz.

Nathalia Parra Garza

Escritora especializada en la creación de publicaciones para social media, así como textos largos y contenidos de atracción como artículos y blog posts en español e inglés. Ha trabajado escribiendo para instancias gubernamentales e industrias como retail, medicina, ecología y arte, por mencionar algunas. Habla español, inglés y un poco de francés. En sus tiempos libres, le gusta leer thrillers y escribir cualquier idea que se le viene a la cabeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientemente en el blog

12.07.2024 Copywriting
11.07.2024 Redacción publicitaria
10.07.2024 Consejos y curiosidades
09.07.2024 Marketing
08.07.2024 Marketing de contenidos
05.07.2024 SEO
04.07.2024 Revisión y edición
03.07.2024 Posicionamiento
02.07.2024 Posicionamiento

¿Qué servicio de copywriting necesitas?

Servicios